Seleccionar página

Las ventanas de metal, son las más empleadas hoy en día, primero por la fortaleza de su material, así como también por la adhesión a estas de diseños de hierro forjado, que las hacen muy decorativas. Navegar hasta este sitio web
Además las ventanas del metal son de un material más fuerte que las demás, lo que las hace las ideales para la protección de los hogares, así como para la tranquilidad de muchas personas.
Pero a pesar de esto, como sabrás el metal es un elemento que se puede deteriorar fácilmente con el paso del tiempo.
Presta atención a este mantenimiento tan sencillo que le puedes hacer a la ventana de metal, tú mismo. Para llevarlo a cabo, vas a requerir de:
Una lija especial para metal, esta se asemeja a un papel con una parte negra rugosa, esta es la liga.
Guantes para el manejo de la lija, esta puede ocasionar pequeñas cortadas en la piel.
Anticorrosivo para aplicar a la ventana, y su respectiva brocha para la aplicación.
Lubricante o aceite para las bisagras.
Un destornillador y por si acaso un martillo.
Sigue los pasos:
Lo primero es proceder a desmontar la ventana, para ello recurre al destornillador.
Coloca las hojas de esta, en el piso, luego procede a lijarla con la lija, este es un proceso que te puede tomar un poco de tiempo, en especial si hay mucho oxido acumulado, pero es necesario.
Procede luego con la manguera a retirar todo el sucio.
Toma el anticorrosivo, y con la brocha aplícalo de forma uniforme por toda la ventana.
El proceso de lijar y aplicar corrosivo debes repetirlo con el marco de metal en el que va incorporado la ventana.
Observa en qué estado se encuentran las bisagras, si tienen oxido, pásales suavemente la lija, luego aplícales lubricante o aceite en poca cantidad.
Deja secar la ventana, el marco y las bisagras, luego monta tu ventana.

[Total:0    Promedio:0/5]
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!